Microsoft lanza una pulsera que contrarresta el Parkinson

Tendencias miércoles 24 de mayo 2017, 5:58 PM

La empresa multinacional Microsoft presenta ante el mundo a Emma Watch, un accesorio en forma de reloj que vibra, con el fin de compensar o contrarrestar los temblores provocados por el Parkinson.

Microsoft, se vio en la necesidad, no de curar, ya que hasta el momento se sabe que no hay una cura o la enfermedad del Parkinson es incurable, pero a través de este nuevo invento pretenden neutralizar los temblores y facilitar la vida de los afectados por el padecimiento.

El Parkinson es una enfermedad que afecta al sistema nervioso, provocando la falta de coordinación de quienes lo sufren, así como temblores. Con más de 10 millones de enfermos en todo el mundo, en los casos más comunes causa temblores en brazos y piernas, lo que provoca la necesidad de asistencia continua de otras personas para realizaras tareas sencillas, como sujetar los cubiertos, dibujar, escribir o en ocasiones extremar hasta poder comer por su propia cuenta.

En ese sentido, la creación de Emma Watch consiste en una pulsera, con un tamaño similar al de un smart watch cualquiera, con pequeños motores, similares a los integrados en los móviles.

Ésta accesorio emite vibraciones contrarias a los movimientos involuntarios del brazo, contrarrestando los temblores de las manos y estabilizando los movimientos de las manos.

El dispositivo está liderado por Haiyan Zhang, directora de Innovación de Microsoft Research Lab Cambridge (Inglaterra); Zhang ya trabaja en diferentes proyectos vinculados a la salud y el juego, como es el caso de Fizzyoun dispositivo conectado para que los niños con fibrosis quística puedan transformar sus ejercicios diarios de fisioterapia en una experiencia de juego. También está el Proyecto Torino, un proyecto para que los niños con discapacidad visual puedan aprender programación informática.

Para Zhang, lo que seguramente está pasando es que el cerebro, al dejar de notar que la mano se mueve, deja de intentar corregir su posición.

Aunque, según asegura la compañía, muchas personas han mostrado ya interés por el proyecto, aún quedan muchos años de pruebas e investigación hasta que este útil articulo pueda comercializarse y llegar a las muñecas de los pacientes con esta enfermedad.

Compartir

Comentarios