Estado Islámico quemó vivas a 12 personas y lo grabaron en vídeo

Internacionales lunes 3 de julio 2017, 9:39 AM

Doce personas fueron quemadas vivas por el Estado Islámico (ISIS) en centro de Huwayja, un bastión de resistencia yihadistas entre Kirkuk y el río Tigris, en Irak. Según la policía de Kirkuk, los civiles fueron metidos en una jaula, rociados con gasolina y quemados vivos.

Entre los asesinados se registró a una familia de cuatro miembros y a un predicador, Abu Qutaiba, quien el pasado viernes insinuó en un sermón que el líder del grupo terrorista, Abu Bakr al Baghdadi, había muerto en un ataque de la aviación rusa.
Las 12 personas habían sido capturadas por milicianos del Estado Islámico mientras intentaban huir. El periódico Al-Sumeiryeh confirmó que fueron atrapadas como intentaban llegar a la región de Al-Elm.

Según la fuente consultada por el medio iraquí, los yihadistas les ataron las manos a sus víctimas, las ubicaron en jaulas de metal y las quemaron vivas delante de todos para marcar un ejemplo de represalia para todos los que intentaran huir.

El vídeo fue titulado “Healing of the Believers’ Chests”; en español, “la sanación de los creyentes”. los yihadistas mostraron el homicidio.

En la grabación, visiblemente golpeado, Maaz al Kasasbeh relata en primera persona cómo fue tomado prisionero. Luego, se suceden secuencias de atentados terroristas, de muertos y heridos, todo intercalado con la imagen del soldado cautivo.

El vídeo lo muestra al piloto caminando hacia su ejecución, vestido de naranja a una jaula de gruesos barrotes. Uno de los jefes del grupo terrorista, con una antorcha prende un camino de fuego que conduce al piloto. El video es estremecedor. Maaz al Kasasbeh lucha en vano contra el fuego. Son varios minutos de interminable sufrimiento. Luego, con la ayuda de una topadora, sepultan al soldado bajo kilos de escombros.

Esta no es la primera vez que el ISIS quema vivos a sus víctimas. El 3 de Febrero de 2015 se conoció que el grupo terrorista había asesinado de esa brutal manera a Maaz al Kasasbeh, un piloto jordano tomado prisionero.

Comentarios