Le extirpan un testículo por error y deberán pagarle más de un millón de dólares

Imagen de referencia.

En 2013 Steven Hanes visitó a un urólogo aquejado por un persistente dolor en su testículo derecho.

Después de realizarse unas pruebas, los médicos señalaron que su testículo estaba atrofiado, de acuerdo con los documentos judiciales presentados. Así que su doctor le programó una orquiectomía, o extirpación quirúrgica del testículo, con tal de aliviar el dolor de Hanes.

La buena noticias para Hanes fue que la quimioterapia resulto efectiva, la no tan buena, es que por error le extirparon el testículo izquierdo.

“Parece que el testículo izquierdo fue extirpado en vez de hacerlo con el correcto”, escribió el cirujano Spencer Long en un informe postoperatorio que también recogieron los registros en la corte.

Cuatro años después, un jurado de Pensilvania dio su veredicto y otorgó a Hanes $870 mil de indemnización y $250 mil en daños punitivos, según dio a conocer el abogado de Steven Hanes, Braden Lepisto.

“Entiendo que este caso se volviera viral por la parte del cuerpo que está involucrada, pero lo cierto es que esta condición ha afectado a mi cliente de manera significativa”, comentó Lepisto.

“Aunque algunos pueden verlo como algo cómico, la indemnización fue totalmente justificada de acuerdo con las evidencias presentadas y el costo que ha tenido que pagar Steve”, añadió el cirujano.

Hasta el día de hoy se desconoce cómo se pudo cometer ese error en la sala de operaciones.

“El doctor dio una explicación sin ningún sentido anatómico ni médico. Afirmó que había quitado el testículo que estaba en el lado derecho del escroto y que el testículo tenía un cordón espermático que conducía al lado izquierdo del cuerpo”, agregó Lepisto.

Ningún portavoz del Hospital J.C. Blair Memorial ha hablado del caso y solo se han limitado a decir que el cirujano ya no estaba trabajando en el centro hospitalario.

En el caso de Hanes, el abogado aseguró que el cirujano podría haber tomado medidas para confirmar que estaba operando el testículo correcto.

El abogado manifestó que su cliente continúa sufriendo dolor en su testículo derecho, aquel que debió ser operado por aquel entonces. Sin embargo ha preferido no someterse a una nueva intervención quirúrgica.

Además, si se le extirpa el testículo restante, Hanes debería someterse a una terapia especial de reemplazo de testosterona para toda la vida.

Comentarios de Facebook