Solicitan prisión preventiva para expresidente de Perú y su esposa

Un fiscal pidió ayer que se ordene la prisión preventiva del expresidente de Perú, Ollanta Humala, del periodo de 2011-2016 y su esposa, Nadine Heredia, en el proceso que se les sigue por la presunta recepción de $3 millones de la empresa brasileña Odebrecht para la campaña electoral de 2011.

“Se confirma pedido de prisión preventiva contra Ollanta Humala y Nadine Heredia”, informó el Ministerio Público en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

Agregó que la audiencia en la que se escuchará a las partes para analizar el pedido se celebrará hoy a las 10:00 a.m., hora local.

La solicitud fue hecha por el fiscal Germán Juárez, a cargo de la investigación contra Humala y Heredia por la presunta comisión de los delitos de lavado de activos y asociación ilícita para delinquir, informaron fuentes de la Fiscalía a medios locales.

En ese sentido, el pedido fiscal deberá ser analizado y resuelto en las próximas 48 horas por el juez Richard Concepción Carhuancho, quien investiga las denuncias de presuntos sobornos y aportes irregulares entregados en Perú por la empresa brasileña Odebrecht.

Uno de los abogados de Humala, Julio César Espinoza, declaró que se enteraron del pedido del fiscal “por los medios de prensa”.

“No hemos sido notificados oficialmente ni conocemos el contenido del requerimiento, estamos atentos a que ello ocurra para analizarlo y discutirlo como corresponde en la audiencia”, agregó.

Espinoza aseguró que “lo más importante es que los señores Humala están realizando sus actividades de manera normal y cumpliendo con todos los requerimientos del Poder Judicial.”

Por su parte, El expresidente de Perú Ollanta Humala se declaró ayer perseguido político tras conocer el pedido de prisión preventiva contra él y su esposa, Nadine Heredia, y aseguró no buscará asilo político porque “no es ilegal” recibir aportes de campaña.

En declaraciones a periodistas en la puerta de su domicilio junto a su esposa, Humala aseguró que afronta “una persecución política” desde que dejó el Gobierno en 2016 y que lo hace en Perú, “frente a otros que no están acá (en el país) y sus procesos de investigación se pasan por agua tibia”.

El expresidente de Perú, Ollanta Humala, y su esposa, Nadine Heredia, podrían enfrentar prisión preventiva mientras son investigados por recibir $3 millones para la campaña electoral de 2011.

Comentarios de Facebook