MOP instalará un sistema de alerta para derrumbes en la carretera Los Chorros

Con el objetivo de poder alertar a los conductores que circulan sobre la carretera Los Chorros, si el transitar por dicha vía es recomendable o no, por posibles de desprendimientos de rocas por sismos, vibraciones o deslizamientos producto de las lluvias; el Ministerio de Obras Públicas (MOP) en conjunto con expertos de Japón pretenden llevar acabo un sistema de alerta temprana.

El MOP trabajaría en el primer método para una carretera, en la que se realizan trabajos de estabilización y protección luego del desprendimiento por el sismo 5.1 ocurrido el pasado 10 de abril, en el que falleció una persona.

En tal sentido, trabajar en un sistema para contar información técnica de qué tan violento puede ser el movimiento del suelo, por lo cual se instalará un acelerómetro y se definirán parámetros o umbrales.

“La aceleración la induce un movimiento sísmico, es decir, donde hay aceleración, hay fuerza; entonces, hay una fuerza sobre el talud que es la que hace que haya volcamiento de las rocas o desprendimientos de suelo”, explicó Emilio Ventura, jefe de la Dirección de Adaptación al Cambio Climático y Gestión Estratégica del MOP.

Asimismo, se instalaría un medidor de lluvia para evaluar posibles cierres cuando las cantidades de precipitación sean altas. La información que se obtenga se dará a conocer a la población usuaria de la vía por medio de pantallas en tiempo real.

“El sistema va a consistir también, aparte de estos equipos, en unas pantallas donde se va a dar la alerta al usuario de la vía. Esas van a estar permanente. Van a estar con tecnología de paneles solares alimentándose y no tendrá la necesidad de uso de cables, sino que van a ser paneles solares alimentando las pantallas”, argumentó Ventura.

Este sistema se colocaría al inicio y al final del kilómetro con mayor riesgo y donde actualmente realiza trabajos el Fondo de Conservación Vial (FOVIAL); donde antes del enjambre sísmico de la zona metropolitana, donde al talud se le incorporó en el programa GENSAI 2 con la cooperación de Japón para hacer los estudios. Y luego del enjambre solicitaron a Japón contar con un experto y la implementación de ese sistema de alerta temprana.

Mediante una investigación de campo con el experto japonés sobre estos casos, Senro Kuraoka, se ha establecido un plazo de cuatro meses para establecer el sistema, incluyendo los protocolos de actuación cuando sea necesario cerrar el tránsito por la vía en coordinación con Protección Civil.

El proyecto GENSAI 2, brindará un equipo LIDAR que emite un láser para detectar las condiciones del suelo que a simple vista no se pueden ver por la vegetación.

“Tal vez no va a decir “esta roca está por caerse”, pero usted puede ver ante un monitoreo continuo posibles movimientos o puede detectar posibles fracturas. Son cosas que ante un primer levantamiento que ya se hizo las estamos encontrando”, agregó Ventura.

Asimismo, se detalló que se continuará con la colocación de una malla de acero; con la ampliación de la zona de retiro y un muro de protección con unas pantallas de alta resistencia. Ya que cortar el talud rocoso no sería recomendable. “Hay posiciones de geólogos que al cortar podríamos ocasionar una fractura y ocasionar un derrumbe mayor”, concluyó.

Comentarios de Facebook