Estados Unidos vetará viajes de sus ciudadanos a Corea del Norte

El Gobierno de los Estados Unidos implementará un vetó a todos viajes de sus ciudadanos a Corea del Norte, todo esto después del fallecimiento de Otto Warmbier, el estudiante que viajó como turista al país norcoreano, quien acabó en coma tras ser condenado a 15 años de trabajos forzados por intentar sustraer un cartel de propaganda.

En tal sentido, se ha asegurado que dos de las principales agencias que organizan viajes a Corea del Norte, Koryo Tours y Young Pioneer Tours, con sede en las ciudades de Pekín y Xian, respectivamente.

Al parecer, dicha prohibición al país de Corea del Norte será anunciada el próximo día 27 de julio y entrará en vigor treinta días después.

Cabe mencionar, que Young Pioneer Tours, fue la agencia con la que viajó Warmbier, también confirmó la futura prohibición y advirtió en un comunicado en su página web de que, a partir del momento en que entre en vigor, el Gobierno invalidará el pasaporte de cualquier estadounidense que viaje a Corea del Norte.

Sobre este hecho, el joven Warmbier contrató los servicios de Young Pioneer Tours para viajar a Corea del Norte a finales de 2015. Al término de su viaje como turista, fue detenido y sentenciado a 15 años de trabajos forzados tras ser acusado de robar un cartel de propaganda
del hotel en el que se hospedó.

Donde la capital coreana Pyongyang, le liberó el pasado mes de junio en estado de coma y murió seis días después. Tenía 22 años. El fallecimiento de Warmbier puso entonces en cuestión la opaca industria de los viajes turísticos a Corea del Norte y el peligro que puede suponer entrar en un país que oficialmente sigue en guerra con EEUU y Corea del Sur.

Cabe mencionar, que muchas agencias de viajes se esperaban que Washington impusiera un veto, principalmente para evitar que más estadounidenses sean detenidos por un régimen que los utiliza como moneda de cambio.

No obstante, la medida puede no tener el efecto esperado, pues Corea del Norte expide los visados por separado y no los estampa en los pasaportes, procedimiento que también utilizaban las autoridades cubanas y que aprovecharon muchos estadounidenses para visitar la isla como turistas pese a las restricciones.

Comentarios de Facebook