Corea del Norte asegura que todo Estados Unidos está al alcance de sus misiles

El líder norcoreano, Kim Jong-Un, dijo este sábado que, tras la prueba exitosa de un misil intercontinental,”todo el territorio continental de Estados Unidos (EE.UU)” está a su alcance, incluyendo  algunos expertos.

La amenaza preocupa a EEUU al punto de que el Pentágono comenzó a hablar de manera explícita de respuesta militar, mientras que China llamaba a todas las partes a la moderación.

Con el disparo el viernes de un misil balístico intercontinental (MBIC), Corea del Norte volvió a retar al presidente estadounidense, Donald Trump, quien calificó la acción de “temeraria y peligrosa” y ordenó ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur en respuesta.

Según Kim, la prueba demostró la capacidad de Corea del Norte para lanzar un ataque “en cualquier lugar y momento”. “El líder dijo orgulloso que la prueba confirmó además que todo el territorio continental de EEUU está ahora a nuestro alcance”, agregó la agencia oficial norcoreana KCNA.

Pyongyang aseguró que la prueba fue un éxito. El misil voló 998 kilómetros durante 47 minutos, a una altitud de 3.724 kilómetros, según KCNA.

Analistas occidentales estimaron que el alcance del misil es de unos 10.000 kilómetros, lo cual amenaza efectivamente al territorio norteamericano.

“Basándonos en la información de que disponemos, el misil probado hoy por Corea del Norte podría fácilmente alcanzar la costa oeste de Estados Unidos y varias grandes ciudades norteamericanas”, dijo el experto en armamento David Wright, de la oenegé Union of Concerned Scientists

En Japón, uno de los países más expuestos a la amenaza norcoreana, el jefe de la diplomacia Fumio Kishida explicó que había acordado con Tillerson, en una conversación telefónica, “presionar lo máximo posible” a Pyongyang, con una una nueva resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, que hasta ahora ha impuesto seis paquetes de sanciones a Pyongyang, “que incluya medidas severas” y “trabajando sobre China y Rusia”.

El misil norcoreano “cayó en nuestra zona económica exclusiva, en el mar de Japón”, sin causar daños, declaró el portavoz del primer ministro Shinzo Abe, quien convocó a su consejo de seguridad nacional, como lo hizo también el presidente surcoreano, Moon Jaen-In.

Comentarios de Facebook