Acusan a Raúl Mijango y a Nelson Rauda de beneficiar a reclusos durante la tregua

El exdirector del centro penal de Quezaltepeque incriminó al exmediador de la tregua entre pandillas, Raúl Mijango y al exdirector general de centros penales Nelson Rauda, por el traslado de internos y el ingreso de teléfonos móvil al interior del recinto.

Este día llego al Tribunal Especializado de Sentencia “A” de San Salvador el exdirector del centro penal de Quezaltepeque, Miguel Ángel Hernández, quien es uno de los testigos de la Fiscalía General de la República (FGR).

El exfuncionario incriminó directamente a Rauda y Mijango en el traslado irregular de reos, así como el ingreso ilícito de celulares. Hernández aseguró que luego de reportar las anomalías fue trasladado por Rauda al centro penal de San Vicente.

Por su parte la Fiscalía  aseguró que luego de una visita que sostuvo Mijango con varios reos del penal de Quezaltepeque se realizó una requisa, encontrándole dos teléfonos celulares y cajas de cigarrillos a los internos que habían recibido la visita, luego de eso Hernández notificó a al exinspector del penal Anilber Rodríguez, pero la respuesta de este fue que “dejara pasar los teléfonos y los cigarros.

Luego de las declaraciones de Hernández, procedió a atestiguar el exjefe de la unidad informática de centros penales, quien afirmó que en el año 2012 recibió una orden del exinspector Rodríguez para retirar equipo de monitoreo del penal de Izalco y que un año más tarde se le pidió retirar tres computadoras del recinto penitenciario.

Mijango y Rauda están implicados junto a 16 personas más en participar en varios hechos ilícitos que se dieron al momento que se realizó la tregua; entre ellos permitir el ingreso de ilícitos a diferentes recintos penitenciarios.

Comentarios de Facebook