22 años de prisión para pandillero que asesino a un joven en una finca de Ahuachapán

Judicial miércoles 23 de agosto 2017, 4:02 PM

La Unidad de Delitos Relativos a la Vida e Integridad Física de la oficina Fiscal de Ahuachapán, logró la condena de Ricardo Antonio Caishpal Zumba, alias “Garra”, de 35 años de edad, miembro de la MS, quien pasará los próximos 22 años bajo prisión por el delito de Homicidio Agravado en una finca de Ahuachapán.

En ese sentido, el homicidio cometido por parte del pandillero fue en perjuicio de Carlos Noé Salazar Zepeda, hecho que ocurrió en finca El Retiro, cantón Ashapuco, de la jurisdicción antes mencionada, el 20 de enero de 2012.

Sobre este caso, el jefe dicha oficina Fiscal, Cristobal Hernández, detalló que ocho los pandilleros participaron en este hecho, de los cuales siete ya fueron juzgados y condenados con anterioridad, y solamente Ricardo, se encontraba pendiente de ser juzgado, por encontrarse rebelde, y ser capturado a finales del año 2016, y puesto a la orden de los tribunales correspondientes.

La vista pública se desarrolló en el Tribunal de Sentencia de Ahuachapán, el 21 de agosto de 2017;  donde la Fiscalía, para lograr esta condena contó con la colaboración de un testigo con régimen de protección de clave “Leñador”, quien observó directamente la manera en que sucedieron los hechos; además, se presentó el álbum fotográfico y croquis del lugar, así como la prueba científica, como autopsia. Después de los alegatos de ambas partes, el juzgador resolvió emitir el fallo condenatorio de 22 años de prisión, para Ricardo Antonio Caishpal Zumba, por el delito de Homicidio Agravado.

Según argumentos de este hecho violento, fueron precisamente ocho pandilleros de la MS, entre ellos el imputado Caishpal Zumba, quienes se desplazaron por la finca El Refugio, llevaban a la fuerza a un joven a la orilla de una quebrada que divide El Huatal y la Finca El Retiro, donde el imputado junto a otro sujeto, sacaron cuchillos tipo yatagán, atacan a la víctima, mientras que otros lo sostenían de los brazos; luego lo lanzan a la quebrada y llevando un corvo bajaron a la quebrada y al ultimaron.

Ante la vista pública y para lograr la condena del pandillero un testigo con la clave “Leñador”, fue quien observó directamente la manera en que sucedieron los hechos; además, presentó un álbum fotográfico y croquis del lugar, asimismo, se presento una prueba científica, como autopsia.

Después de los alegatos de ambas partes, el juzgador resolvió emitir el fallo condenatorio de 22 años de prisión, para Ricardo Antonio Caishpal Zumba, por el delito de Homicidio Agravado.

Comentarios