Mayweather derrota a McGregor por nocaut técnico en la pelea del siglo

Deportes domingo 27 de agosto 2017, 9:25 AM

El pugilista estadounidense Floyd Mayweather derrotó por nocaut técnico en el décimo asalto a la estrella de las artes marciales mixtas, el irlandés Conor McGregor, en la noche de este sábado en el T-Mobile Arena de Las Vegas, y se despidió definitivamente del boxeo a sus 40 años de edad.

Durante el arranque del combate McGregor comenzó con mucho ímpetu, pero su esfuerzo le acabó pasando factura con el transcurso de los asaltos, ya que Mayweather uso los primeros rounds para estudiarlo y así cansarlo para en los próximos rounds ser total dominante del combate y en el décimo asalto, el árbitro tuvo que finalizar la pelea.

Con este triunfo, Mayweather se retira racha invicta de 50 victorias y ninguna derrota, superando a su vez a la leyenda italo-estadounidense Rocky Marciano.

“Está decidido, no vuelvo más. Esta es una decisión que le debo a mi familia y que voy a cumplir. Me voy 50-0. Ya está, es hora de partir”, declaró Mayweather después de su victoria sobre Mcgregor.

Cuando finalizó el combate, los dos púgiles sonrieron felices. Ambos se sentían ganadores: McGregor, en su primera pelea como boxeador, logró aguantar 10 rounds a uno de los mejores libra por libra de la historia, mientras que Floyd conservó su invicto y amplió su racha, pero no es todo ya que del combate estelar denominado “La Pelea del Siglo” se embolsó cerca de 200 millones de dólares.

Pese a la victoria de Mayweather, cabe mencionar, que no fue tan sencilla ya que el irlandés, conocedor de que sus opciones pasaban por brillar en los primeros instantes del combate, comenzó mejor que su contrincante, logrando dirigir varios golpes a la cabeza de su rival y ganando a los puntos en los primeros minutos.

En el cuarto round todo cambió. El cansancio se empezó a notar en Mcgregor y Mayweather se adueñó del choque.

En el séptimo McGregor se salvó de milagro, pero en el décimo el árbitro Robert Byrd se vio obligado a poner fin a la contienda cuando el irlandés se tambaleaba y se mantenía en pie como podía agarrado a las cuerdas.

Los aficionados abandonaron las gradas satisfechos. El espectáculo multimillonario, el evento deportivo que más apuestas ha suscitado en la historia de Las Vegas, había merecido la pena.

Mayweather dejó el cuadrilátero más rico, ya que se estima que las ganancias totales de su carrera superan los 1.000 millones de dólares, mientras que McGregor, un plomero de profesión y estrella de las artes marciales mixtas (MMA), abandonará Nevada con cerca de 100 millones más en sus bolsillos.

Al final de la cartelera, Mayweather anunció una vez más su retiro del deporte y recibió el llamado “Money Belt”, una pieza artesanal hecha de oro, zafiros y esmeraldas entregada por el Consejo Mundial de Boxeo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Comentarios