Autoridades afirman que ya saben quiénes mataron al policía y su familia en Santa Ana

Nacionales viernes 3 de noviembre 2017, 3:05 PM

El subdirector de la Policía Nacional Civil (PNC), César Baldemar Flores Murillo, ha mencionado que ya saben quiénes son los autores de la masacre que fue perpetrada el miércoles en el municipio de Coatepeque en Santa Ana, donde un policía, su esposa, la hija de ambos y un vecino fueron cruelmente asesinados, afirmando que los sujetos ya fueron identificados.

El funcionario expresó esto durante los actos de sepultura del policía y su familia, llevados a cabo hoy en un cementerio privado de Santa Ana.

En esa misma línea, Flores Murillo dijo que cuentan con el relato de uno de los que habría participado en la masacre, quien ha proporcionado detalles de lo ocurrido y nombres de los otros asesinos.

Confirmó que son pandilleros que residen en la misma zona y que ya conocían a las víctimas. No obstante, dijo que los señalados aún no han sido detenidos, y recomendó que se entreguen a la justicia.

El policía asesinado como toda su familia fue velada anoche en una funeraria de Santa Ana y se realizó una misa de cuerpo presente en una parroquia, para luego darles sepultura.

A las honras fúnebres también asistió el viceministro de Justicia y Seguridad, Raúl Antonio López y la procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos, Raquel Caballero.

Donde el viceministro revalido lo dicho por el subdirector Flores expresando; “Le hago un llamado a los delincuentes que ya sabemos quiénes son, estamos tras ellos. Lo mejor es que se entreguen, les vamos a respetar sus derechos”, expresó el viceministro de Seguridad López.

Por otra parte, el vecino de la familia, David Esaú Joya, de 21 años, quien también fue asesinado en el ataque, fue sepultado en el cementerio municipal de Coatepeque.

De acuerdo con la corporación policial, la masacre ocurrió a eso de las 7:30 de la noche del 1 de noviembre cuando las víctimas se dirigían en pick up a visitar a un familiar. Los pandilleros obligaron al agente Walter Antonio Guardado Alfaro, de 30 años, a que se bajara del vehículo, donde se encontraba su esposa Maritza Ivón Varela de Guardado, de 28 años, su hija Gisel Guardado  Varela, de 4 años, y el vecino.

Los asesinos dispararon contra los ocupantes del vehículo y al policía se lo llevaron caminando por dos kilómetros y luego lo mataron.

Comentarios