Teodora Vásquez, condenada a 30 años de prisión por aborto, queda en libertad

Judicial Redacción SN

Esta mañana, Teodora del Carmen Vásquez acusada de haber abortado a su bebé, fue puesta en libertad.

Teodora, fue condenada a 30 años de prisión por haber matado a su hija recién nacida en el baño del colegio donde trabajaba.

Hace un mes exactamente, 15 de enero de 2018, Teodora Vásquez recibió por escrito la sentencia que reafirmaba su condena a 30 años por homicidio agravado bajo una severa ley antiaborto, a pesar que la defensa de Teodora había pedido que se anulara la condena presentando nueva prueba científica para demostrar que no mató a su hija. Pero el Juzgado 2o de Sentencia mantuvo su sentencia en contra de Teodora. Fue hasta este jueves que recupero su libertad.

“Yo estoy muy contenta de regresar con mi familia”, dijo entre lagrimas de felicidad esta mujer quien paso varios años en prisión.

El caso de Teodora Vásquez se remonta al 14 de julio de 2007, cuando a los nueve meses de embarazo tuvo una emergencia obstétrica mientras trabajaba en un colegio de San Salvador. Llamó al servicio de emergencias de la policía pero no obtuvo respuesta. Sufrió una hemorragia severa y la bebé nació muerta, según la defensa y organizaciones feministas.

En la audiencia de revisión de la condena en diciembre 2017, la defensa de Vásquez presentó los informes de dos peritajes médicos relacionados con la autopsia que el Instituto de Medicina Legal (IML) hizo al cuerpo de la bebé tras su muerte.

La autopsia del Instituto de Medicina Legal (IML) señalaba que la bebé “nació viva” y murió “por asfixia por sumersión”, pero esta versión fue refutada por los médicos que analizaron la autopsia y que concluyeron que fue un parto espontaneo.

Teodora pasó 10 años y 7 meses en Cárcel de Mujeres en Ilopango por el delito de homicidio agravado (aborto) en prejuicio de su bebé.

Compartir

Comentarios