Muere Barbara Bush a los 92 años, esposa y madre de dos presidentes estadounidenses

Internacionales martes 17 de abril 2018, 7:45 PM

La primera dama, Barbara Bush, esposa del presidente de Estados Unidos George H. W. Bush y madre de George W. Bush, murió a los 92 años, según un comunicado de la oficina de su marido.

Matriarca de dos dinastías políticas en Estados Unidos, conocida en los últimos años como la gran abuela de la política de este país, siempre se destacó por afirmar que “en la vida, tienes dos opciones: que te guste lo que haces o que no te guste, y yo he elegido que me guste“.

Con seis hijos, abrazó la imagen de devota esposa y ama de casa mientras su marido ascendía de la industria del petróleo de Texas a la presidencia de Estados Unidos.

Su matrimonio se convirtió con el paso del tiempo en una de las mayores historias de amor de la política del país. Su marido fue vicepresidente las dos legislaturas del republicano Ronald Reagan, y una después como presidente antes de perder contra el demócrata Bill Clinton cuando intentaba renovar el segundo mandato en la Casa Blanca.

Reagan le eligió como “VP” (vicepresidente) después de unas controvertidas elecciones primarias. No sabía cómo le iba a salir la jugada. Después de reunirse los dos matrimonios, Ronald y Nancy Reagan con Barbara y su marido, ella se dirigió a Reagan y le dijo: “Nos vamos a dejar la piel para que todo salga bien durante esta presidencia”. Una frase que definió la presidencia de Reagan, y después el futuro político de su marido y sus hijos.

Así había sido siempre. Babara y George H. W. Bush se convirtieron en la pareja más duradera en la historia de la política estadounidense.

Se conocieron en una fiesta de Navidad en un baile justo después del ataque de Pearl Harbor en diciembre de 1941. Entonces, George H. W. Bush era estudiante en la Academia Phillips en Andover (Massachusetts). Poco después se comprometieron. Ella reconoció que era el primer hombre al que había besado.

Bush, convertido en piloto, se marchó a la guerra sin saber si se iban a volver a ver. A su regreso, se casaron en enero de 1945.

Durante los primeros meses de su matrimonio se trasladaron por todo Estados Unidos, debido a las órdenes del escuadrón de entrenamiento de Bush. En total, se cambiaron hasta en 29 ocasiones de casa. Después se fueron a Odessa (Texas), donde Bush empezó en el negocio del petróleo. En 1963, fue elegido presidente del Partido Republicano del Condado Harris.

Más tarde en 1964, Barbara Bush le ayudó con las elecciones de senador de Texas. Perdió. Pero, la campaña hizo que les conociese el resto del país. Más tarde vinieron las elecciones de congresista de Texas.

En 1970, el presidente Richard Nixon le nombró embajador ante Naciones Unidas, lo que hizo que Barbara empezará a tener relaciones con altos diplomáticos en Nueva York. Después se fueron a China con el presidente Gerald R. Ford en 1974. Posteriormente, volvieron a Washington cuando a Bush le nombraron jefe de la CIA. En 1980, Barbara se enfrentó al Partido Republicano por su apoyo a la Enmienda de Igualdad y al derecho al aborto. Su marido se había presentado a las primarias presidenciales, que perdió contra el entonces gobernador Ronald Reagan, y a los líderes de la agrupación no les gustaban las ideas de Barbara. Fue una campaña intensa. Todavía así, se convirtió en “segunda dama” de Estados Unidos después de que Reagan hiciese a su marido vicepresidente. Ocho años después, se convirtió ya en primera dama cuando su esposo ganó las elecciones presidenciales en 1988.

Sólo Abigail Adams, cuyo marido, John Adams, e hijo, John Quincy Adams, compartió con ella la distinción de ser esposa y madre de dos líderes del país. Su otro hijo, Jeb, fue gobernador de Florida, el cual se presentó a las elecciones primarias presidenciales dentro del Partido Republicano en 2016, que ganó el presidente Donald Trump.

Muy orgullosa siempre de los logros de sus hijos, siempre tuvo sus reservas sobre las aspiraciones de Jeb a la Casa Blanca, debido a que tenía sus dudas sobre si iba a ser sano para la democracia de Estados Unidos. En una entrevista en el programa ‘Today’ de la cadena NBC, reconoció que su hijo Jeb era “de lejos, el hombre más preparado (para ser presidente). Pero, hay otras buenas familias. No sólo cuatro o las que haya”, indicó en clara referencia sin mencionarlas de forma directa a los Kennedy y los Clinton.

Solía mantenerse en segunda fila, pero no ocultaba sus opiniones cuando le preguntaban. Especialmente destacaron sus comentarios cuando le interrogaron por la admiración de Trump sobre el presidente de Rusia, Vladimir Putin. “Por el amor de Dios, Putin es un asesino. Putin es el peor. Es un apoyo que nadie quiere”, indicó.

Fuente: Muere Barbara Bush a los 92 años, esposa y madre de dos presidentes republicanos / El Mundo

Comentarios