Este año iniciará la construcción del primer albergue para familias amenazadas por Pandillas

Nacionales Redacción SN

Durante la inauguración de los primeros Juegos Deportivos Penitenciarios, el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Mauricio Ramírez Landaverde, brindo declaraciones en las que afirmaba nuevos proyectos que tienen que ver con las personas afectadas por la delincuencia del país.

Según las declaraciones del Ministro, en este años iniciarán a construir el primer albergue para que residan las familias que son amenazadas por las pandillas.

Decisión que se presume ha sido tomada por el alto control que las pandillas tienen sobre muchas colonias, comunidades y municipios enteros, control que el gobierno ni las autoridades “competentes” han logrado manipular.

Ese control que en muchas zonas del país han perdido las autoridades, ya que continúan los homicidios y extorsiones, ésto solo por mencionar los delitos más latentes.

En El Salvador la mayoría de los territorios tomados por las pandillas, las personas que ingresan o salen deben seguir un protocolo como: apagar las luces del auto (si viaja de noche) y conducir a baja velocidad, existen horas determinadas para ingresar y salir, o incluso deben dar una “colaboración” como los pandilleros le llaman al “pase” para dejarlos entrar y que “anden tranquilos”, por ejemplo.

A pesar que el Gobierno conoce cual es el movimiento que hay que hacer para cortar esta situación que mantiene atemorizada a toda la población salvadoreña, se ven influenciados a realizar acciones que solo empeoran la situación de seguridad del país, porque hacen ver que en vez de afrontar la situación, la evaden.

Acciones como esta solo le da más poder a las pandillas, comenta la población en redes sociales, quienes aseguran que le están enviando un mensaje a las pandillas como el de “No podemos con ustedes” o “Esta situación no tiene remedio”.

Compartir

Comentarios