Autor de un múltiple asesinato: “Jamás me voy a dejar agarrar vivo por la Policía”

Nacionales sábado 19 de mayo 2018, 3:42 PM

Tras la captura de un pandillero, cabecilla de una vieja clica de la MS, la Normandis, nuevos datos se se han revelado.

Nelson Alexander Luna Chinchilla, de 22 años de edad, alias “Conejo” o “Smiler” contaba con un amplio récord delictivom entre los cuales, la orden que dio de asesinar a un agente de la Policía Nacional Civil (PNC) y a su familia.

El criminal ordenó al grupo de pandilleros que encabezaba, la noche del 31 de octubre de 2017, acribillar a tiros a una familia entera, en las afueras del municipio de Coatepeque, departamento de Santa Ana. Ahí murieron un agente de la PNC, su esposa, su pequeña hija de hija -de 4 años de edad- y un amigo de la familia.

Las víctimas del múltiple homicidio de esa noche fueron identificadas como Maritza Varela de Guardado, 28 años de edad, su esposo el policía Walter Antonio Guardado, de 30 años de edad, la niña Gisselle, de 4 años de edad hija de ambos y un joven amigo de la familia David Esaú Joya, de 21.

Poco tiempo después, del horrendo crimen, los investigadores del caso tenían plenamente identificados a todos los que participaron en la masacre, incluyendo al cabecilla Luna Chinchilla, quien fue el autor intelectual de este múltiple asesinato.

Los primeros que caer en manos de la justicia fueron Maynor Alexander Anaya Cienfuegos, Álvaro Morán Martínez y un menor de edad (no identificado), quienes fueron capturados en el área rural de Coatepeque, a mediados de diciembre de 2017, en el marco de un amplio operativo que la delegación de Santa Ana llevó a cabo en ese y otros municipios de la zona.

Dos meses después, a principios de enero de 2018, investigadores del caso se dirigieron a la casa abandonada de la ya fallecida familia, para su sorpresa en el lugar ya se encontraba habitando miembros de estructuras delincuenciales.

La unidad élite de la PNC que llegó al lugar sorprendió a cuatro delincuentes que encontraban en el lugar, quienes -para evitar ser capturados- abrieron fuego contra los agentes generándose un intercambio de disparos, que dejó a tres de los involucrados detenidos, entre ellos a un exmilitar pandillero.

En ese momento, Luna Chinchilla se convirtió en el terrorista más buscado de Santa Ana. Pero a partir del pasado 15 de mayo la PNC incrementó su presencia en la zona y a pesar que una vez logró evitar ser capturado, los policías no le dieron tiempo de llevarse las armas que siempre portaba y ordenó a los que lo protegían a esconderlas.

 

Jamás me voy a dejar agarrar vivo por la Policía”, alardeaba el pandilleros. Promesa que se había hecho él mismo y a sus compinches de la Normadis LS.

Pero el pasado jueves su suerte cambió, pues la persistencia del trabajo policial y el consiente apoyo ciudadano llevó a la policía a obtener información sobre su paradero los cuales indicaban que el pandillero con la ayuda de otros terroristas, había huido hacia la colonia San José de la misma jurisdicción buscando refugio y un escondite para las armas largas.

Luego la policía recibió información de los movimiento sospechosos de un vehículo sedan y una motocicleta que salieron de la colonia San José en dirección a un punto de la hacienda San Cayetano, siempre en el norte de Santa Ana, en donde el cabecilla había construido una madriguera.

De inmediato las unidades se movilizaron a la hacienda mencionada en donde localizaron en un lugar apartado una especie de refugio vacío pero con señales de haber sido utilizado recientemente. Los criminales recién se habían “mudado”.

Cuidando la oportunidad para capturarlo, fue hasta la madrugada de este jueves 17 de mayo, que varias patrullas de la Sección Táctica Operativa (STO) cercaron el lugar e ingresaron por varios puntos acorralándolos.

Desesperado y sin atender los comando verbales que le ordenaban que se detuviera, escaló un muro de unos 7 metros de altura y al no poder bajar se lanzó del otro lado, cayendo sobre la maleza y piedras del lugar. Corrió, saltó una cerca de alambre de púas, y pensó que, de nuevo, había logrado escapar pero fue otra patrulla STO ya lo esperaba sobre la ruta de escape.

Ahora el multihomicida responderá ante los tribunales por la muerte de la niña de tan sólo 4 años de edad, sus padres y un amigo, crimen ocurrido hace un poco más de 6 meses, la noche del 31 de octubre de 2017.

Luna Chinchilla, cabecilla de una vieja clica de la MS La Normandis,  acumulaba 8 órdenes de captura por los asesinatos además de robo y limitación a la libre circulación de particulares.

Comentarios