Militares de alto rango acusados por encubrir la tortura de dos jóvenes serán procesados en libertad

Judicial Redacción SN

El Juzgado Especializado de Ahuachapán decidió procesar en libertad a los militares de alto rango de la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) acusados de encubrir la tortura de dos jóvenes a manos de ocho soldados.

Así lo dio a conocer este día el juez del caso, quien además se declaró incompetente y reorientó el caso al Juzgado de Instrucción de Ahuachapán.

Los militares implicados en este nuevo escándalo dentro de la institución castrense son los coroneles Héctor Solano Cáceres y David Iglesias Montalvo, y el teniente Leonel Ascencio Sermeño.

Los imputados enfrenta una nueva audiencia luego que la Cámara Especializada de lo Penal revocara el fallo que los favoreció al exonerarlos de la mayoría de cargos cuando fueron acusados de encubrir el hecho ocurrido el 3 de junio de 2016 en Apaneca, Ahuachapán.

Durante la audiencia inicial la Fiscalía General de la República (FGR) reveló que cuentan con grabaciones de llamadas telefónicas que evidencian que los militares planificaron el hecho, en intentaron sobornar a jueces para que los ocho soldados salieran libres tras ser procesado por la tortura de los jóvenes.

Los ocho militares implicados fueron condenados por el hecho, que según el ministerio público, estos se presentaron ante las víctimas como miembros del “Estados Mayor” y los detuvieron por estar investigando el robo de armamento.

Ademas de los militares de alto rango, también están implicados tres abogados, dos empleados judiciales, un policía y un fiscal.

Compartir

Comentarios