Médicos del Seguro Social quedan libres de cargo luego de haber provocado que una mujer perdiera a su bebé

Judicial viernes 22 de junio 2018, 2:19 PM

El juzgado 7° de Instrucción realizó esta mañana la audiencia contra 18 médicos del Hospital Primero de Mayo por mala praxis.

De acuerdo al informe, el juxgado decidió dejar libre de cargos a los 18 médicos del mencionado hospital ya que consideró que la Fiscalía General de la República (FGR) no sustentó el caso para volver a iniciar un proceso en contra de los 18 profesionales de la salud.

Todos estaban siendo acusados de lesiones culposas en perjuicio de Aurelia Sandoval, quien aseguró que la mala praxis al momento de dar a luz provocó que perdiera a su bebé.

Según el expediente judicial, con nueve meses de embarazo Aurelia llegó al hospital a eso de las 5:30 de la tarde del 19 de agosto del 2013. Día en el que la mujer creyó que iba a dar a luz.

Los dolores comenzaron y los médicos en el lugar comenzaron a monitorearla. Ellos afirmaron que no escucharon los latidos del bebé y que por ende la sometieron  para que el bebé saliera. Aurelia aseguró que eso era algo extraño ya que los monitoreos anteriores no habían revelado ninguna anomalía.

El padre del bebé, luego de ser informado sobre lo que sucedía, ordenó que le realizaran un cesárea, pero esta pretición no fue escuchada.

Los médicos decidieron inducir la labor de parto normal y durante la inducción ellos observaron que el bebé no salía de ninguna forma y comenzaron a presionar el estómago para que este saliera. Para este tiempo ya se contabilizaban 28 horas de trabajo dentro del quirófano.

Se conoció que las constantes y fuertes presiones en el abdomen, provocaron que el útero de Aurelia se rompiera. Los médicos al ver que no estaba funcionando el plan, decidieron practicarle una cesárea y se encontraron con la sorpresa que el niño había muerto a causa de asfixia ya que tenía enrollado el cordón umbilical en el cuello. Razón por la cual no nació de forma natural.

Todo este trato en la sala provocó que ella perdiera su útero, sus ovarios y su matriz. Algo que ha derivado en que la mujer ya no pueda tener hijos.

Claudia Pintín, una de las ginecólogas involucradas en el caso, explicó que “No hay nada. Lo que pasa es que la señora por las mismas complicaciones del embarazo se le tuvo que quitar el útero pero si no tomamos esa decisión la señora se muere”.

Comentarios