Cabecillas ordenaron asesinar a un pandillero porque sospechaban que daba información a la Policía

Judicial martes 26 de febrero 2019, 9:47 AM

Dos miembros de estructuras terroristas fueron condenados ayer por homicidios que perpetraron entre los años de 2013 y 2015.

Los sentenciados son Walter Alexander Girón Flamenco, alias "Scooby" y Juan Eugenio Ramos Jorge, alias "Brujo"; quienes formaban parte de una estructura que operaba en la zona sur de San Salvador y La Libertad.

El primero de los crímenes fue cometido el 15 de marzo de 2013, en Finca Santa Leonor ubicada en el cantón Ojo de Agua del municipio de Huizúcar, La Libertad. En contra de Américo Isaías Aguilar Benítez, un pandillero mejor conocido como "Blazer" o "Perico".

De acuerdo a las investigaciones, Aguilar Benítez fue eliminado debido a que los cabecillas dieron la orden pues sospechaban que estaba dando información a la Policía y se estaba quedando con dinero de las extorsiones. Por lo que fue interceptado, privado de libertad y luego asesinado con arma blanca y disparos de armas de fuego.

El otro crimen ocurrió el 12 de marzo de 2015, en el interior del Centro de Bienestar Integral Infantil, ubicado en Cantón Los Cedros, jurisdicción de Panchimalco, San Salvador. El occiso fue identificado como Juan Danilo Mejía López.

Según la Fiscalía este crimen fue perpetrado por la pandilla lo consideraba un adversario. El día que lo asesinaron lo hicieron que se tendiera al suelo y con las manos hacia atrás le realizaron múltiples disparos con armas de diferentes calibre y finalmente se dieron a la fuga, a plena luz del día.

El Tribunal admitió toda la prueba ofrecida por la Fiscalía y al final los declaró culpables, determinando que Girón Flamenco debe cumplir una pena de prisión de 30 años por cometer dicho homicidio y adicionalmente 4 años más por el delito de Agrupaciones ilícitas; mientras tanto, Ramos Jorge fue sentenciado a 20 años por el crimen descrito y 3 por las Agrupaciones.

Ambos sujetos guardan prisión en el Centro Penal de Izalco, en Sonsonate.

Comentarios