Fiscalía pide no reproducir en juicio los videos que prueban las reuniones entre políticos y MS-13

Judicial miércoles 30 de octubre 2019, 1:47 PM

En la vista pública del caso Operación Cuscatlán, un nuevo testigo criteriado con clave «Lancelot» rindió sus declaraciones contra en el juicio contra 425 pandilleros, tal y como lo hizo el testigo clave «Noé» por 4 semanas.

Pese a que inicialmente se esperaba que sus declaraciones se alargaran por varios días, su testimonio duró únicamente la mañana de este miércoles, debido a que «Noé» profundizó en sus declaraciones.

Sin embargo, «Lancelot» detalló que una clica de la Mara Salvatrucha (MS-13) que operaba en la ciudad de San Miguel llegó a recibir entre $400 mil hasta $500 mil mensuales producto de extorsiones, compra y venta de drogas y armas desde el periodo de 2011 a 2015.

Pero que para legalizar esos ingresos, el dinero se lo daban a un reconocido vendedor mayorista de tomates de San Miguel para que lo invirtiera (lavara) en su negocio y las ganancias las dividieran.

El «empresario» es Buenaventura Gomez Hernández, mejor conocido como “El Tomatero”, un hombre que por muchos años había manejado la distribución del tomate y ese tipo de productos en el mercado municipal de San Miguel, pero que con los años llego a establecer una red de negocios en esa zona con los cuales ha lavado dinero de pandillas.

«El Tomatero» informaba a pandilleros quiénes eran su competencia para que fueran asesinados

Alias “El Tomatero” controlaba la venta de ese producto en oriente del país, tanto así que no había un solo tomate que se consumiera en San Miguel que no pasara por las manos del negocio controlado por la MS-13. Ya que otros negocios que le hacían competencia, eran denunciados por Buenaventura con los pandilleros para que mataran a sus dueños y seguir siendo un monopolio en la zona.

Clave «Lancelot», por la jerarquía que tenía dentro de la clica, llegó a ser administrador de las finanzas de la estructura, por lo que tuvo acceso a esos ingresos que la pandilla tenía en esa parte del país.

Ayer fue el último día de declaraciones para el testigo clave «Noé», quien confirmó y dijo haber grabado reuniones que políticos, como Norman Quijano y el Alcalde de San Salvador, sostuvieron con líderes de pandillas por apoyo en elecciones.

La Fiscalía consideró que no eran necesarios los demás testigos y solicitó que no se reproduzcan en el juicio los videos que, según Noé, prueban las reuniones entre políticos y MS-13.

Según las declaraciones del testigo «Noé», los videos y audios que grabó continúan formando parte de las pruebas de Operación Cuscatlán. La decisión de la Fiscalía de no incluirlos en el desfile probatorio es –supuestamente– para agilizar el juicio que está en la cuarta semana de desarrollo.

«Noé» confiesa que grabó en audios y videos las reuniones de pandilleros con políticos

Comentarios